Pervivencia del mito en Santa Juana de los mataderos de Bertold Brecht


Primera Parte
Desorden Sagrado
«Tan pronto como ha saltado una vez la chispa, tan pronto como la tensión y la emoción del momento se han descargado en la palabra o la imagen mítica, empieza en cierto modo una peripecia del espíritu». Ernst Cassirer, Lenguaje y mito.
El término mŷthos, de origen griego, alude a ciertos relatos primitivos cuya historia sirvió como fuente de inspiración a poetas. En Aristóteles y su Poética, el mito se constituye como ordenador de los sucesos. Históricamente seguirá un ritual, ejecutado en nombre de la sociedad, con el fin de prevenir o propiciar algo. Será origen y destino, el por qué del mundo, la naturaleza de nuestro destino, la razón de nuestros actos.
La irrupción del mundo sagrado en la vida cotidiana, re-figura la existencia, confiriéndole significado. La literatura y el mito no renuncian a la expresión crítica sino que transforman el espacio del hombre. El tratamiento de mito se diversifica según la visión histórica y los fenómenos de intertextualidad que compongan una obra literaria, el tema cambia de sentido al ponerse al servicio de esta nueva concepción del mundo.
En Die rheilige Johanna der Schlachthöfe (Santa Juana de los mataderos), el mito pervive. Brecht presenta a una Juana iluminada por la caridad y por una religión piadosa, quien, manipulada por el patrón y la misma religión llegará a la muerte. En dicha obra no hay ‘filosofía de renuncia’. El estado de las cosas derriba el concepto tradicional del mito, que distancia y lleva a la reflexión. El arte funciona como instrumento ordenador hacia el saber, la verdad y la conciencia.

Brecht y el teatroEl drama, en la antigüedad, mostraba el medio social a través de la reacción del héroe frente a los estímulos: hybris, falla trágica, destino. Brecht revierte la condición dramática, haciendo surgir al medio como un factor autónomo. El hombre es modificable y también, modificador. El teatro, en su función didáctica, ha de mostrar el petróleo, la inflación, la guerra, las luchas sociales, la religión, los frigoríficos como temas centrales. Relata de tal manera que el espectador no puede abandonarse sin ejercitar su espíritu crítico. Las situaciones de fondo han de pasar a primer plano para ‘transformar’ el mundo. En una sociedad en movimiento, sus procesos causales han de ser desenmascarados escribiendo desde el punto de vista de la clase que tiene las soluciones para las dificultades más urgentes. La representación teatral conlleva opinión e intención, porque la sociedad necesita un portavoz que la unifique en sus contrarios.
Brecht condiciona el gesto social: dentro de una productividad que provoca la miseria, el progreso se convierte en ventaja de unos pocos. Estos procesos sociales, captados en sus contradicciones, harán de su teatro algo distinto, generando pensamientos que modifiquen a la sociedad misma. El poeta introduce el extrañamiento o verflremdungseffekt, vínculo dialéctico entre el espectador y la obra. No hay identificación ni catarsis, porque el escenario comienza a narrar y el público se extraña frente a los hechos que se desarrollan. Saliendo del pathos, aspira a un objetivismo que evidencie las luchas sociales.

Die rheilige Johanna der Schlachthöfe: antecedentes y contextoSanta Juana de los mataderos fue escrita en el año 1932, en ocasión del quinto centenario de la muerte de Juana de Arco. Dicha obra pertenece a la segunda etapa brechtiana: la del adoctrinamiento marxista o Lehrstücke. Su teatro de esta época es una plataforma política.
La obra transcurre durante la crisis económica de 1929, cuando se produjo el desplome de la bolsa de valores de Nueva York. El impacto en Alemania fue inmediato. Los inversionistas estadounidenses comenzaron a retirar los préstamos, las quiebras de empresas se multiplicaron, el desempleo afectó a más de tres millones de trabajadores. La depresión se agudizó intensificando el descontento social, a punto tal, que se temía por el estallido de una guerra civil. En dicho contexto, la heroína, Johanna Dark, es la teniente de los Negros Sombreros de Paja, que representan al Ejército de Salvación de Chicago.
Brecht asume, como intelectual, la denuncia crítica del sistema en el que las clases obreras se hallan inmersas. Monopolios, trusts, ingenierías financieras atentan contra el individuo. La debilidad del hombre, la devastación no son desastres predeterminados. En una claridad repentina, se presenta aquello que es y lo que debiera ser. El lenguaje, que se alejado de sí mismo, pone al descubierto los signos, los dobleces, la traición. El autor resuelve, en esta obra de laboratorio, las convulsiones del mundo recurriendo en forma irónica al lenguaje de la tragedia clásica.
El poeta y escritor se inspiró en la novelística norteamericana, tomando como base La jungla, de Upton Sinclair, publicada en 1906. Sinclair, un joven socialista, intentó conmover el corazón del público de los Estados Unidos, al describir la industria de las empacadoras de carne como lugares sucios, sin protección alguna para los trabajadores. A su vez, la protagonista, del drama brechtiano, Johanna Dark, surge del mito de Santa Juana de Arco, llamada la ‘Doncella de Orleáns’, heroína nacional y santa patrona de Francia.
Si bien coincide con Schiller en que el teatro sirve para enseñar, combate el idealismo schilleriano que consideraba el tema de Juana de Arco como «digno de la más pura tragedia». (Schiller, 1961: 217). Santa Juana es una aguda sátira. Brecht cree necesaria la referencia a la realidad. No se sitúa al margen para decir la verdad. La evolución brechtiana hacia un arte socialista esta marcada por las fuerzas antagónicas de la vida misma, sin ser una forma puramente orgánica. Lukács define la visión de Brecht como «convincente gracias a la relación concreta entre realidad y perspectiva». (Lukács, 1963: 130).
En su visión del mundo los personajes se mueven alienados por las contradicciones. El realismo combate el enmascaramiento de la verdad, denuncia y desacredita al capitalismo. Su mensaje, de carácter activista, ilustra al público sobre las luchas sociales, busca que el raciocinio del hombre logre la apropiación en el frente social que le corresponde. El espectador no es un espectador pasivo, sino que está obligado a tomar decisiones ante esta nueva visión del mundo.
Debemos tener en cuenta que las derrotas de la clase obrera de 1918, en un período posbélico, produjeron el desmoronamiento de las esperanzas y la vida se fundaba, entonces, en la escasez, la avaricia, la mezquindad y la hostilidad. El realismo de Brecht descifra lo real. El pensamiento marxista genera una tensión que excede a la naturaleza y a la psique como fuerzas incontrolables. El hombre no puede luchar contra las leyes de la historia, queda parado ante la responsabilidad ética de las contradicciones que le habitan.
No hay catarsis posible porque el personaje brechtiano se mueve entre las fuerzas del bien y del mal, pero el bien y el mal, no existen. ¿Cómo puede, entonces, convertir este mundo de la contradicción en un mundo armonioso? ¿Cómo llegar a una sociedad más justa? ¿Cómo ir contra el orden de las cosas? El nihilismo de Brecht no enmascara las finalidades aparentes. Su drama no da nombres, pero tampoco los borra. Él es el agente de la conciencia frente a la devastación de los oprimidos.
«¿Será el pensar capaz de recibir, es decir, de tomar en consideración este don para confiarlo, en el λέγειν, en un decir, al habla originaria del lenguaje? (Heidegger, Martin, 2005: 230). En Santa Juana mito y lenguaje se hayan re-significados. En este mundo sin dioses, la desesperación es una tragedia inútil.

© Silvia Camerotto
imagen de Juana de Arco, en Blog Soleares

Comentarios

Corazón Coraza dijo…
Buenassss..¿cómo va??..por acá onociendo tu otra casita..jeje...GRACIAS!!! por pasar por MIS NOCHES DE LUNA! ;)

Y leyéndote por acá...DIOOS!! que me quedé con la boca ..No abiertaa...recontre reee abierttaa!!! jeje...Te cuento que si hay algo que amo es el teatro.... indagué alguna vez por la actuación lo q me hizo ver que cmo espectadora soy genial!! JAJAJAJ!! pero bueno...cosas de la vida!!
Y realmente leerte...orque me leí toodoo!!... me quedé...expectante....?? Quizás esa sea la palabra...nosé... pero me ha encantado... y Brecht... gran escritor y apasionado...si los hay...je... Bueno Sibisss...Me encantó esta otra casita tuya... seguiré pasando.... CUIDATE MUCHOO!!
BESOTES ENORMESS!! :)))
sibila dijo…
gracias, corazón coraza... no mucha gente pasa por esta casita y decide quedarse.
siempre bienvenida.
besos.
Corazón Coraza dijo…
je...es un placer....leer esta parte de tu casita Sibila.... traneuila y disfrutando....;)
Besotes!

Entradas más populares de este blog

Sor Juana Inés de la Cruz. El universo femenino en torno al hombre sol

una lectura de una sombra donde sueña camila o'gorman de enrique molina

Las máscaras del drama en Robert Browning