habla de lo que sabes



«El más pequeño acto de creación espontánea constituye un mundo más complejo y mucho más revelador que cualquier sistema metafísico». Antonin Artaud
La historia es una causa compartida, la lengua legitima el movimiento ordenador del espíritu. Solo en la poesía nace una lengua de una lengua que muere. Como propone Heidegger en su Carta al Humanismo: hay que liberar al lenguaje de la gramática para ganar un orden esencial más originario. Eso pertenece al poetizar. La palabra contribuyendo al destino del hombre. En ese ‘algo’ que habla se esconde lo no dicho. En Cucurto habla la pérdida de referentes nacionales padecida en los noventa con la llegada del menemismo. Es el nuevo rock, la poesía callejera, conocida hoy como la poesía chabona. La oralidad deja de estar en pugna con la escritura. La letra es voz y poder. Cucurto nos interpela con su discurso social.

Cuánto dura la literatura? Washington Cucurto nos respondería: lo que dura encerrarse en un libro. Este fabricante de un realismo de reposición no necesita invocar a la gramática. El lenguaje poético crece desordenado, cerca del conocimiento propio. Es una poética del instante. Re-significación del lenguaje, lejos de las exigencias técnicas y morales.

¿Cómo nace? Según él mismo nos cuenta, nace el día en que Cacho, su hermano, metió un gol en el año 81. Cacho y su viejo, una misma persona, y la fama, la inconsistente fama, los cinco minutos de dios. «La felicidad y la alegría duran lo que dura la pelota en acariciar la red». Así pensó. Así escribió los borradores de sus primeros poemas:

Por favor,
haz que el arroyo Sarandí se cristalice
con un suave y delgado movimiento
de tus dedos
que a sus bordes cristalinos crezcan,
tilos,
eucaliptos
y moreras en cinta
para cuando ella baje del 148
y pose su dorado pie sobre el asfalto de Sarandí…

Es su Oración del repositor en el supermercado. La plegaria del amor en una realidad que también pide goles argentinos. El shiome de la miseria aludiendo a una armonía de pelotas y de bondis, a la poesía negra y mala, al barrilete sin luna. Su poesía genera una ruptura hacia la verticalidad, brota en una instantánea cuya superficie es el cuerpo pulsional. Opera con el sentido imponiendo un ritmo de significado múltiple, inclasificable.

¿Desacralización? Su poemario el es testigo de los inmigrantes, de esa gente alegre que le pone pecho a la vida pese a estar lejos de casa. Escucha como hablan, mira como bailan, sin inventar lo que pasa. Una literatura de otra cosa, donde cada cual es a sí mismo lo que es, sin caer en una estética del defecto. Es el mundo que Cucurto conoce. Actúa como un agitador de palabras al ritmo de la cumbia, al ritmo de las monedas que se juntan para volver a nacer en cada baile. Mientras una muchacha cruza el charco del Sarandí y una señora agarra su cartera, Washington Cucurto celebra a su pueblo.


© Silvia Camerotto
Publicado en la posta Del Noroeste, postales ba. Lincoln, Buenos Aires, julio 10 2007
imagen de Victor Enrich© – Medusa, en Uno de los nuestros

Comentarios

Talleyrand dijo…
muy lindo de enserio.,...me emociono
Anónimo dijo…
hola a todas las arañas
y tambien a todos los poemas
como siempre, los holas nos embellecen
y por eso los conjuramos.
Por una palabra siempre tuya,saludos.
inu
Muy, muy bueno...
Ta mañana.
Anónimo dijo…
Casa Leczinski para las Artes del Siglo XXI
presenta
el programa que el
Novísimo Instituto de Altos Estudios Patafísicos de Buenos Aires
preferiría no


Éternidad Patafísica.
Vigilia 135 EP
¡Fuga a Polonia!

¡Por primera emitido vez en vivo desde Ninguna Parte!
¡Con la participación especial de Ubú Rave!
Viernes 7 de septiembre (vulgar)
22hs Catalunya – 18hs Ubuenos Aires
en Ninguna Parte
(y como Ninguna Parte esta en todas su locación en acto tanto en Catalunya como en Ubuenos Aires en esa fecha y horario sólo será revelada a los asistentes)

Importante: Sólo 135 afortunados podrán presenciar la emisión (100 no localidades disponibles en Catalunya y 35 en Ubuenos Aires) para eso deberán resolver el desafío que la Casa Leczinski para las artes del Siglo XXI preparó especialmente, solicitándolo a Leczinski@gmail.com.
sibila dijo…
rave patafísica? sur le pont, entonces.
Casa Leczinski dijo…
¡Te invitamos a visitarnos en Ninguna Parte!
Jerzy & Ubu Rave

Entradas más populares de este blog

Sor Juana Inés de la Cruz. El universo femenino en torno al hombre sol

Las máscaras del drama en Robert Browning

una lectura de una sombra donde sueña camila o'gorman de enrique molina